Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Un ensayo aleatorio que compara dos protocolos de entrenamiento de la resistencia a la presión lingual para la disfagia después de un accidente cerebrovascular


Un ensayo aleatorio que compara dos protocolos de entrenamiento de la resistencia a la presión lingual para la disfagia después de un accidente cerebrovascular

Catriona M. Steele, Ph.D.1,2, Mark T. Bayley, M.D., FRCPC1,2, Melanie Peladeau-Pigeon, M.H.Sc.1, Ahmed Nagy, MB, BCh, MSc, MD1,3, Ashwini M. Namasivayam, M.H.Sc.1,2, Shauna L. Stokely, M.H.Sc.1, and Talia Wolkin, M.H.Sc

 

Resumen

El objetivo de este estudio era comparar los resultados de dos protocolos de entrenamiento de la resistencia lingual. Un protocolo («Entrenamiento del perfil de presión lingual») hizo hincapié en los patrones de presión-tiempo que se observan típicamente en las degluciones sanas, centrándose en la liberación gradual de la presión y en las tareas de deglución de saliva. El segundo protocolo («Entrenamiento de la fuerza y la precisión de la presión lingual») hizo hincapié en la fuerza y la precisión en la generación de la presión lingual y no incluyó tareas de deglución. Se realizó un ensayo prospectivo, aleatorizado y de asignación paralela. De los 26 participantes que fueron seleccionados para la elegibilidad, 14 recibieron hasta 24 sesiones de tratamiento. Las medidas de resultado de la fuerza posterior de la lengua, el control del bolo oral, la penetración-aspiración y el residuo vallecular se realizaron a partir del análisis de la videofluoroscopia por parte de evaluadores cegados. Se dispuso de datos completos de 11 participantes. Se observaron mejoras significativas en la fuerza de la lengua y el residuo vallecular después de la ingestión de líquidos finos, independientemente de la condición de tratamiento. La duración de la transición de fase (una medida de la duración de la presencia del bolo en la faringe antes de la iniciación de la deglución, que se había elegido para captar las deficiencias en el control del bolo oral) no mostró diferencias significativas. Del mismo modo, no se observaron mejoras significativas en las puntuaciones medias de la Escala de Penetración-Aspiración. Este ensayo sugiere que la fuerza de la lengua puede mejorarse con el entrenamiento de resistencia para los individuos con debilidad de la lengua después de un accidente cerebrovascular. Se concluye que la mejora de la penetración-aspiración no acompaña necesariamente a las mejoras en la fuerza de la lengua, sin embargo, el entrenamiento de resistencia a la presión de la lengua parece ser eficaz para reducir el residuo vallecular líquido fino.

ARTICULO ORIGINAL(CLIC AQUÍ)??

(DOWNLOAD-DESCARGAR)